Esta imagen refleja la pura realidad de la Política Paraguaya. En época electoral te buscan, y después te patean por el trasero.