Video: “Un señor me dio una estampilla de María Auxiliadora, él es nuestro salvador”

La víctima indicó que la esposa del papá de sus hijos la hostigaba y deseaba reunirse con ella para tratar sobre el embarazo que llevaba. “Ella me mensajeaba, me amenazaba”, dijo.

Wilma Castillo (30), la mujer baleada por parte de dos sujetos que se le acercaron a bordo de una motocicleta este martes en San Lorenzo explicó que, ese día, Antonio Vera la citó en el mismo lugar donde fue atacada. Además contó que la esposa de su pareja, Bernardina Duré, pudo haber estado involucrada en lo ocurrido, ya que ella la amenazaba constantemente.

“El me citó en un taller, sí le dije, pero él me habló; bajate en Avelino Martínez y vengo junto a vos a entregarte lo que te tengo que dar. Y cuando me iba caminando alcancé tres cuadras, se me acercaron dos personas y yo pensé que era él. Pensé que era un robo. No me dijeron nada, me miró bien, me quitó la cartera, me empujó y me disparó”, dijo a Noticias Paraguay.

  Motochorros dispararon a mujer embarazada

Castillo recordó que hace seis años conoció a Antonio, pero que mantuvieron una relación de un año, al enterarse que era casado, se dejaron por cuatro años, hasta que el hombre la convenció de que se iba a divorciar. Hace poco más de un año, volvieron a retomar la relación, pero cuando volvió Duré de España, la comenzaba a hostigar y deseaba reunirse con ella para tratar sobre el embarazo que llevaba, cuyo padre es su esposo.

“Ella me decía que se muera tu bastardo hijo y vos. Ella me mensajeaba, me amenazaba. Todo el tiempo me amenazaba, yo le bloqueba y volvía a aparecer con otro número”, indicó.

Wilma al verse rodeada, su instinto de madre hizo que se cubriera la panza. “Yo grité, me caí y me disparó. Me hice de la que morí, porque yo pensaba por mi bebé porque me iban a seguir disparando y me agaché protegiéndole a mi bebé”, explicó.

  Pasajeros reducen a asaltante en la línea 49 (Vídeo)

Como un milagro, comentó que sobrevivió gracias a un hombre que se dio cuenta del ataque. “Después de que me dispararon, un señor me auxilió, me dio una estampilla de María Auxiliadora, él es nuestro salvador. Para mí es un ángel”, señaló.

Sospechas

Para la Fiscalía, los detenidos Marcos Brizuela y Roque Javier Vera, supuestos motochorros que atacaron a Wilma, este último sería hermano de la pareja de la víctima, por lo que existe fuerte sospechas de que el matrimonio confabuló el atentado.

La fiscala Ana Girala, imputó al principal sospechoso, Martín y a su esposa por feminicidio en grado de instigadores de homicidio (contra los bebés). Bernardina fue detenida anoche en la zona de Itauguá.

Fuente: Diario Extra