Víctimas de gatillo fácil, indignados por dichos de abogado de la Policía

Reclamar Pytyvõ

Víctimas de gatillo fácil, indignados por dichos de abogado de la Policía

Cuestionado. Palabras de Rolando Alum (centro) cayeron mal a víctimas de gatillo fácil.

“Estamos muy dolidos por las declaraciones de este abogado. Sinceramente, no sé qué es lo que quiere hacer la Policía con esta designación”, se cuestionó Alberto Medina, padre de Anderson Medina, un joven que fue herido por un policía durante una barrera ilegal en Ciudad del Este.
El hombre se refería a las declaraciones del abogado Rolando Alum, que se hizo cargo de la defensa de dos nuevos sospechosos de gatillo fácil, que están en la mira mediática por haber disparado a Lucas, un niño de 6 años, el pasado 30 de marzo.

“No existe el gatillo fácil, ese policía que tiene dos años de antigüedad solo se vio embargado por una inteligencia emocional que sobrepasó los límites de su educación y la impericia que se dio a relucir porque los disparos no fueron adrede para ser letal”, fueron las justificaciones esgrimidas por el abogado que ofendieron a los familiares.

Otro que salió al paso de estas declaraciones es Richart Pereira, padre del joven con el mismo nombre y apellido, que también fue herido por uniformados.

“¿Qué se puede esperar de un abogado ligado a la dictadura?”, se preguntó Pereira, para agregar. “El Estado no se puso las pilas para cambiar las cosas. Sigue habiendo casos de gatillo fácil. En nuestro caso se comprobó que policías tiran a matar”.

perseguido por patrullera. El caso de Medina sucedió en el año 2012 en Ciudad del Este y por este hecho fue condenado el suboficial Narciso Cañete, quien, según asegura el padre de la víctima, poco tiempo antes de ir a prisión seguía amedrentando a su hijo, que quedó al borde de la invalidez por recibir un balazo en la espalda.

Anderson manejaba su automóvil Toyota Premio, cuando fue perseguido por una patrullera. El joven detuvo la marcha, pero recibió un disparo con arma de fuego del hoy condenado.

“Estuve escuchando las declaraciones de Alum y estoy en desacuerdo. Sinceramente, no sé qué es lo que quieren hacer. Un policía no puede sacar el arma y disparar a un vehículo en movimiento. Estamos muy dolidos”, refirió don Alberto Medina, sin poder ocultar su bronca.

Por su parte, Richard Pereira padre expresó que siempre se mantuvo crítico con los uniformados en los medios, luego de lo que le pasó a su hijo. Recordó que eso incluso le costó que cortaran la ayuda que le estaban prestando a su hijo, quien quedó en silla de ruedas tras recibir el disparo en la espalda.

“La Comandancia nos ayudaba económicamente para la terapia que hace mi hijo, pero eso se recortó. Nos dijeron que ese dinero iban a utilizar para ayudar a estos policías que dispararon a Lucas”, expresó.