Universitarios exigen al Gobierno tablets y eliminar aranceles

Reclamar Pytyvõ

Universitarios lamentan improvisación en las clases virtuales. Foto: Archivo

La Coordinadora Estudiantil Universitaria de la UNA solicita al presidente de la República, Mario Abdo, la eliminación total de los aranceles y la entrega de tablets a todos los estudiantes. A través de una nota, expusieron sobre la situación sanitaria que se vive por el COVID-19 y las consecuencias que tiene en el sector universitario.
Un Plan de Contingencia para la Educación Superior es la bandera que levantan en este momento, que es calificado como “inédito”. El pedido es realizado por estudiantes de distintas facultades y desde los distintos centros de estudiantes, representaciones estudiantiles y movimientos. “Proponemos diseñar estrategias”, expresan.

Primeramente, recuerdan que se ven afectados debido a la improvisación en las clases virtuales en la Universidad Nacional de Asunción (UNA). “La realidad es que no todos disponemos de los recursos necesarios para hacerlo, estamos convencidos que no se puede seguir posponiendo el debate sobre la situación actual de la educación superior”, expresa la nota.

Así, exigen el cumplimiento del derecho de acceso y de gratuidad de la educación, por lo que solicitan al Estado medidas sociales y económicas como la eliminación total de aranceles, liberación total de datos para las plataformas virtuales, inversión en las TIC’s, entregando una tablet a cada estudiante universitario, boleto universitario y alimentación universitaria al finalizar la cuarentena y, por último, un cuidado integral de la salud mental y estabilidad emocional.

También aseguran que es necesario la apertura de una Mesa de Trabajo Interinstitucional (MIT), que esté integrada por todas las instituciones relacionadas a la universidad, técnicos expertos en el área de educación y todos los sectores que puedan y deban aportar como Aneaes, Cones, MEC, Copaco, Conatel y Conacyt.
Resaltan las distintas realidades del país como la desigualdad económica, problemas de cobertura, falta de acceso a internet y calidad educativa actual, que se suman a la crisis sanitaria y económica, que agudizan la deuda histórica con la educación. Para finalizar, recuerdan que la educación no debe estar ausente, pero tampoco debe ser un problema. Los pedidos responden a derechos constitucionales en el marco de la gratuidad y del acceso público a la educación.