Muchas veces observó cómo una pitón devora a un antílope, pero nunca vio cómo lo regurgita

Seguramente pasó horas viendo cómo una gran pitón cazaba a un antílope y lo devoraba lentamente deformando su propio cuerpo. Los ejemplos son variados y muy gráficos. Pero lo que seguramente represente una novedad sea cómo lo regurgita después de un tiempo de mantenerlo en su interior.
Esa experiencia fue capturada en video por Jaco Kotze, un granjero de Grobersdal, Sudáfrica, quien detectó la presencia de una gran serpiente de cuatro metros que había cazado a uno de sus antílopes. Al no saber qué hacer con semejante ejemplar, el hombre se comunicó con Arthur Roden, un aficionado a todo tipo de reptil.
Pero luego de un largo tiempo tratando de llevarse fuera de su granja a la intruso, ésta comenzó a regurgitar, ante la sorpresa de los granjeros. Al parecer la pitón supo que el proceso digestivo del ejemplar que tenía en su estómago demandaría mucho tiempo y resolvió vomitarlo intacto.
Roden creció en una granja y desde los 13 años que su madre le enseñó cómo lidiar con serpientes de todo tipo, incluso a identificar aquellas que podrían resultar una amenaza mortal. “Si no sabes qué hacer con una Pitón Africana, puedes estar en problemas“, remarcó el hombre que hoy se dedica a la acería. “Si actúas despacio, no se vuelven defensivas. Es cuando hablas fuerte y te mueves rápido cuando se convierten en peligrosas”, añadió.
Finalmente, una vez que regurgitó al pobre antílope, la pitón fue llevada por Roden a una reserva llamada Bushfellows Game Lodge, lejos de la granja de su amigo Kotze, quien quiere mantener a sus animales a salvo de semejante amenaza.

Fuente: infobae.com