Un gol antológico del Toro Acuña al Real Madrid

Reclamar Pytyvõ

El paraguayo, en su paso por el Real Zaragoza, dejó una joyita que se recuerda hasta hoy. Mirá cómo dejó sin chance de reacción a Iker Casillas.

El 11 de noviembre del 2001, el Real Zaragoza recibía la visita del poderoso Real Madrid por la fecha 12 de la liga española. La Romareda acogió lo que terminó siendo una de las victorias más recordadas por la afición.

La cita parecía concluir con un empate de 1-1, hasta que apareció un remate potente e inatajable de parte de Roberto Acuña. El Toro le rompió el arco a un joven Iker Casillas y sentenció el triunfo de su equipo cuando se jugaba ya el minuto 90.

El jugador paraguayo se llevó todos los elogios y fue el héroe de la jornada. Se sumó al festejo alocado de los hinchas, sacándose la camiseta, revoleándola por los aires. La situación ameritaba.

Roberto Miguel Acuña llegó al Real Zaragoza para la temporada 1997/98, con 25 años edad. Allí vivió algunos de los momentos más importantes de su carrera, erigiéndose como referente dentro y fuera del campo de juego.

En la campaña de 1999/2000 estuvo cerca de llevar al club hasta el título de la liga. Sin embargo, en el 2001 logró alzarse con el título de la Copa del Rey, superando al Celta de Vigo en la final.

Su ultimo año en el cuadro aragonés fue en el 2002, cuando el club descendió a la Segunda División, en un recordado partido ante el Villarreal. En dicho compromiso, Acuña había pateado a un hincha que se metió al terreno de juego.