Taxista sobrevivió al bache y dijo: “Fue una desgracia con suerte”

Reclamar Pytyvõ

Taxi tuvo que ser sacado del pozo con una grúa.UH

Funcionarios de Essap trabajando arduamente para reparar el enorme pozo que se abrió luego de que el taxista cayera en él.
Funcionarios de Essap trabajando arduamente para reparar el enorme pozo que se abrió luego de que el taxista cayera en él.Daniel Ñamandú

Don Miguel Coronel es taxista de la parada N° 67 del barrio San Vicente de Asunción hace 30 años. Se estaba yendo a buscar a una clienta, como todo los días, pero por culpa de un tremendo pozo por primera vez no pudo cumplir con su trabajo.

Todo ocurrió sobre calle Obispo Maíz y Picuiba. Casi había pasado dos horas del accidente, pero el conductor aún se recuperaba del gran susto. “Una desgracia con suerte”, dijo a EXTRA.

“Al girar en la calle ni me di cuenta de si había un hueco ni nada, aunque tampoco sé bien si ya estaba ahí, o se hundió solo cuando yo pasé”, relató.

El trabajador del volante fue “tragado” por un cráter de dos metros de profundidad y de tres de largo.

“En esa calle siempre hay agua. O por pérdida de agua por los caños rotos de Essap o por la lluvia. Cambié a segunda el vehículo para poder girar, y ni bien frené sentí que la punta del auto se hundía, ya no pude evitar caer por completo”, lamentó.

Por suerte, un vecino salió a su auxilio y le tendió la mano para poder salir.

Don Miguel lamentó que justo había vencido su seguro, ya que el vehículo es de su propiedad; no obstante, eso es lo de menos, ya que lo importante es la vida, recalcó.
“Encima que estamos con esta crisis, no hacemos tantos viajes . Gracias a Dios si que la gente de Essap fue muy amable y me dijo que ellos van a correr con los gastos”, indicó.

Los vecinos de la zona indicaron que existen otros pozos que suelen ser rellenados con escombros, pero nunca pensaron que podría ocurrir el hundimiento, incluso, minutos antes del taxi pasó una grúa.

Qué ocurrió
Édgar Casco, el director municipal de Vialidad de la Municipalidad de Asunción, explicó que el hundimiento del suelo fue debido a la rotura de un desagüe cloacal. Este trabajo es muy antiguo, afirmó, y esto se puede confirmar por su material, que es de cerámica.

Cuadrillas de la Essap llegaron al lugar para arreglar el caño roto de cerámica que estaba en el agujero.