Shoppings, a la espera del “visto bueno” para reabrir su puertas: prevén protocolo “de alto nivel”

Reclamar Pytyvõ

Los shoppings cerraron sus puertas al público hace ya dos meses, en coincidencia con el inicio de la cuarentena. Foto: La Nación.

Los shoppings aguardan el “visto bueno” del Gobierno Nacional para reabrir sus puertas con el inicio de la Fase 2 de la cuarentena inteligente. Para ello, han puesto a consideración de las autoridades el protocolo “de alto nivel” que pretenden implementar y que contempla diversas cuestiones relacionadas al cumplimiento de las medidas sanitarias.
Jorge Mendelzon, presidente de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP), manifestó a Radio Monumental que actualmente se encuentran con mucho optimismo ya que “tienen buenas señales” de parte de las autoridades del Ministerio de Salud que han tomado muy bien el protocolo sanitario que han elaborado.
Según manifestó, los shoppings están listos para reiniciar sus actividades luego de dos meses de haber cerrado sus puertas al público, en coincidencia con el inicio de la cuarentena decretada por el gobierno en el marco de la pandemia de COVID-19.

Se estima que alrededor de 30.000 personas trabajan de manera directa en los distintos shoppings del país y están expectantes a esta eventual reapertura.

Respecto al protocolo sanitario “de alto nivel”, comentó que lo crearon basándose en las referencias de países del extranjero donde se han aplicado una serie de medidas para la reapertura de centros comerciales post-confinamiento.

Uno de los sitios en donde se contemplan importantes cambios es en los patios de comidas donde los clientes no podrán quedarse para comer como anteriormente lo hacían sino solo comprar la comida y luego llevarla a casa. Asimismo, tampoco estarán disponibles los asientos o bancos de los pasillos donde la gente acostumbraba a descansar.

En cada centro comercial se estará monitoreando la cantidad de clientes en función de su tamaño. De igual modo, en cada local se controlará el número máximo de clientes que podrán hacer sus compras, lo cual será supervisado tanto por los departamentos de Auditoría como de Seguridad, adelantó.

Según Mendelzon, aún no se puede tener una estadística certera sobre el impacto de la cuarentena, aunque admitió que hay muchos negocios que no están en condiciones de seguir y que van a tener que cerrar o, en el mejor de los casos, que deberán reducir su número de locales.

“Todo este año va a ser un año sumamente recesivo, el objetivo tiene que ser la supervivencia, no creo que nadie esté pensando en la rentabilidad, eso no va a existir”, sostuvo el titular de la CCCP.
En los primeros meses tras la reapertura los costos de los alquileres serán mucho más bajos que lo estipulado en los contratos, confirmó, esto considerando la difícil situación financiera por la que atravesarán los locatarios.

“El público consumidor va a encontrar una nueva forma de hacer shopping cuando se abran los centros comerciales, con muchos cambios y restricciones que serán para resguardar la salud tanto de los clientes como de los propios trabajadores”, expresó.