Se baja de un barco en marcha y casi emprendió el viaje hacia la eternidad

Un ferri se disponía a atracar pero uno de sus pasajeros tenía tanta prisa que no pudo esperar el medio minuto que faltaba para que la nave tocara tierra; por lo que decidió descender antes de tiempo. El hombre tropezó y cayó al suelo. Si no llega a ser por la rápida ayuda de otro pasajero, el viajero con prisa podría haber terminado su viaje de forma realmente trágica.

Fuente: actualidad.rt.com