Quienes cobren Pytyvó 2.0 estarán inscritos automáticamente en el Resimple

Reclamar Pytyvõ

El titular del Ministerio de Hacienda dijo en comunicación con ABC Cardinal que 700.000 personas recibirán nuevamente la ayuda del programa Pytyvó, pero esta vez estarán inscritas de oficio al régimen tributario Resimple por lo que al usar el dinero, automáticamente ya formarán parte del sistema impositivo.

Óscar Llamosas, nuevo titular de Hacienda.Silvio Rojas Falcón, ABC Color

El ministro de Hacienda puntualizó que con respecto al programa Pytyvó, la ley establecía que en el tercer pago, para el Pytyvó 2.0 ya había que estar inscrito como contribuyente en Hacienda, por lo que habrá una inscripción de oficio y se dejará un plazo para que las personas vayan haciendo ajustes a la información adicional que se requiere.

Contó que ya se tiene una lista cerrada de beneficiarios, en base a la cual se chequea quienes están inscritos, y se hace un registro provisorio y se les da un tiempo para que actualicen su información dentro del sistema.

Con esa inscripción, las personas ya podrán cobrar. En principio todas estarán inscritas en el Resimple, luego, durante el periodo de ajustes, el contribuyente puede modificar su calidad de contribuyente. Si no hace modificaciones, queda registrado en esa modalidad, y luego de un periodo de gracia, ya tendría que empezar con las presentaciones correspondientes de sus rendimientos tributarios.

Se filtran listas

Se estima que unas 700.000 personas recibirán este tercer pago del Pytyvó 2.0. No obstante, aclaró que antes de cada pago se van filtrando las listas

Para controlar que exista un cumplimiento de los requisitos para los beneficiarios del cobro.

Recalcó que ahora se suma el requisito de estar inscrito en tributación.

Comentó que se conformó un equipo de trabajo para avanzar en un plan de fin de año, pero que por el momento no se habla de retroceder de fases, dato que es muy importante para los comerciantes, pues de la disminución de las restricciones depende su mayor flujo económico y la mejora ante la crisis.