Pytyvõ escolar: diputado plantea distribuir el dinero del almuerzo directo a las familias

Reclamar Pytyvõ

El diputado nacional por el Partido Hagamos Carlos Rejala anunció que presentará un proyecto de ley denominado Pytyvõ escolar, que pretende modificar el actual sistema de merienda escolar, donde las empresas proveedoras se encargan de preparar los alimentos para los alumnos, por un sistema de entrega de dinero en efectivo a las familias de los niños escolarizados en instituciones públicas.

El diputado Carlos Rejala indicó que las ganancias de las empresas dedicadas a la provisión del almuerzo escolar sirven por ejemplo para regalar camionetas de lujo, joyas carísimas y hasta viajes. Foto: Archivo.

Rejala indicó que el presupuesto destinado al almuerzo escolar para este año es de US$ 100 millones. Sostiene que esto puede llegar directamente a las familias para la nutrición de sus hijos, sin intermediarios.

“Gran parte del dinero de la merienda escolar queda como ganancia de algunas empresas y no llega a la mesa de tu familia! Te planteo esta solución! Me acompañás? #PytyvõEscolar”, publicó el diputado Rejala en su cuenta de Twitter, acompañado de un spot donde explica la intención y los efectos que, de acuerdo con el diputado, evitará que los intermediarios lucren.

“Distribuir el dinero entre las familias”

“Estamos trabajando los detalles del proyecto de ley, de cómo establecer la distribución del dinero que será destinado a las familias de los hijos escolarizados, los requisitos, las medidas de control, etc., y lo que buscamos es cambiar el actual sistema de merienda escolar, que se convirtió en un negocio de las empresas de los amigos”, expresó.

Rejala explicó que el Ejecutivo solicitó más de US$ 100 millones en el nuevo presupuesto 2021 para financiar la merienda escolar, donde las empresas intermediarias son las que llevan la mayor parte de las ganancias y el almuerzo no llega a todos los niños, según sostiene.

Al respecto de la viabilidad, dijo que “si se han entregado kits escolares a padres de familia que han ido a retirar, eso quiere decir que hay un censo de padres y alumnos. Se diseñaron esquemas de Pytyvõ y Ñangareko, entonces, hagamos ahora el Pytyvõ escolar, para cada familia de estudiante, sin intermediarios”.

“Vimos en estos últimos días como gran parte de ese dinero queda como ganancia de unas cuantas empresas amigas y no llega a la mesa de los alumnos. Vimos que esas ganancias de los amigos sirven, por ejemplo, para regalar camionetas de lujo, joyas carísimas y hasta viajes. Y ese no era el objetivo para el cual habíamos aprobado ese presupuesto, el objetivo era que vaya al almuerzo escolar de nuestros hijos”, concluyó el parlamentario.