Por qué Paraguay es el país que tuvo el menor impacto del coronavirus en Sudamérica

Reclamar Pytyvõ

Tiene solo 865 casos confirmados de COVID-19 y once muertes, cifra mucho menor que la de sus estados vecinos. Ya comenzó a levantar la cuarentena. Cuáles son las claves.

Hasta el momento el total de casos es de 865, de los cuales 11 fallecieron . El primer infectado se registró el 7 de marzo. Las claves para explicar el éxito en la lucha contra el COVID-19 son varias.

Por una parte, el país implementó una rápida cuarentena para controlar la expansión de contagios. Un mes antes del primer caso, el gobierno encabezado por Mario Abdo Benítez ya había anulado las visas concedidas a ciudadanos de China y extranjeros procedentes de esa nación. Las clases se suspendieron, se prohibieron los vuelos comerciales y el 17 de marzo se cerraron las fronteras con Brasil -el segundo país con más casos de todo el mundo- y Argentina.

“Si no interveníamos enseguida, los cálculos más conservadores indican que habríamos tenido más de 15.000 casos”, apuntó el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, y admitió la vulnerabilidad del sistema.

Otra de las claves es el aislamiento geográfico al que está sometido el país, que no tiene salida al mar y el tráfico aéreo pequeño es muy escaso en comparación con otras capitales de la región.

“La mediterraneidad de Paraguay es una ventaja. Los casos positivos son casi todos del exterior. Hay poca detección en la comunidad”, dijo el epidemiólogo Antonio Arbo, exministro de Salud. Arbo reconoció que “se evitó el colapso”, pero espera el pico de circulación del virus entre junio y agosto . “Lo peor podríamos verlo de aquí a dos meses”, señaló.

Levanta la cuarentena

Este lunes comenzaron con una nueva fase en la lucha contra la pandemia denominada “cuarentena inteligente” que permite el retorno para muchas actividades. Más adelante volverán los deportes y se reabrirán los templos.
Al iniciar la crisis, el sistema contaba con 800 camas de terapia intensiva en un país de 7,2 millones habitantes de los cuales dos millones se encuentran en la pobreza -un 29%-, según la Secretaría de Planificación.

El Gobierno destinó 1600 millones de dólares a combatir la pandemia, entre ayuda social e inversión en el sistema de salud. Hizo construir en 30 días dos hospitales modulares, que disponen de 200 camas en total. Aunque los internados no pasaban de 7 el fin de semana.