Inédito caso del paraguayo expulsado que pelea para volver a España

La deportación del joven paraguayo Fernando Daniel Vera M. (19), ocurrida hace  cinco meses, genera una inédita disputa judicial en España, donde el caso incluso llegó a tener repercusiones políticas con el pronunciamiento de parlamentarios de la izquierda. El caso es que ahora el compatriota pelea para ser nuevamente admitido en el país europeo.
Fernando, quien vivió durante 14 años en España, tiene causas judiciales pendientes en Galicia y fue acusado de agredir a su madre. por lo que fue expulsado el 26 de noviembre último. Su pedido para ser readmitido fue tratado ayer en un Juzgado de Santiago de Compostela, donde el abogado del Estado se opuso tajantemente a que el joven sea readmitido, alegando sus antecedentes penales y policiales. En cambio, miembros del Foro Galego da Inmigración se concentraron en las inmediaciones del Juzgado para que se revierta la expulsión, que califican de injusta y alegan que hubo irregularidades en el proceso.
Fernando alegó que en realidad no tenía arraigo en Paraguay, dado que su madre y su hermana están en España en España. Ante esto, el abogado del Estado dijo que no es cierto, dado que tiene a su padre en Paraguay. Incluso declaró el policía que acompañó a Vera hasta Asunción diciendo que el joven le confesó que estaba ilusionado en reencontrarse con el papá, que es propietario de una fábrica de confección de pantalones y a quien no le veía hace 10 años.
Cuando el joven llegó al aeropuerto Silvio Pettirossi en noviembre pasado fue recibido por sus familiares, pero no por el papá, dado que él dijo que quería darle una sorpresa, explicó el agente. “Había tres personas, entre ellas una señora mayor que se identificó como su tía”, dijo el agente al Juzgado.
El Estado español se opone, además, a la posibilidad de que el compatriota sea readmitido con el pago de una multa. El abogado alegó que Fernando siempre estuvo residiendo en Santiago en forma irregular por lo que su expulsión fue absolutamente legal y es “imposible” que la medida pueda revertirse. La defensa del joven -en contrapartida- dijo que la expulsión era una medida  “desproporcionada”, dado que la situación irregular del paraguayo fue muy corta “porque solo hacía un año que había cumplido la mayoría de edad”.
El presidente del Foro Galego da Inmigración, Miguel Fernandez, a su turno dijo que los antecedentes policiales de Vera no fueron la base de la expulsión y defendió que el propio afectado presentó el recurso porque quiere volver a España. “Vino con cinco años a Santiago, hizo su vida aquí y se siente de aquí”, alegó el activista. En diciembre último, parlamentarios de Podemos habían lanzado un pronunciamiento con una queja ante la oficina del Defensor del Pueblo por la “expulsión express” del joven paraguayo.
Fuente: extra.com.py