Prendió fuego a su hija de 3 años por ser “demasiada guapa”

El australiano Edward John Herbert roció con gasolina a dos de sus hijas e incendió a la más pequeña. Un padre de tres hijos que incendió a una pequeña de tres años y tiró gasolina a otra dijo a un vecino que quemó a su hija porque “era demasiado hermosa”
Edward John Herbert, un padre australiano de tres niños, roció con gasolina a dos de sus hijas y prendió fuego a la más pequeña, de tres años, por considerarla “demasiado guapa”, lo que le causó graves heridas, al tiempo que trató de quemar a la mayor, que tiene autismo.
En el Tribunal Supremo de Australia Occidental, donde se celebra el juicio, se revelaron detalles de los hechos, ocurridos en agosto de 2015. Durante el proceso se supo que el hombre había consumido drogas y alcohol momentos antes de atacar a sus hijas, según reportó el periódico The West. La fiscal Amanda Forrester dijo en el juicio que Herbert estaba bebiendo casi una caja de cerveza diariamente, lo que provocó que sus vecinos lo notaran actuando psicótico y emocional.
El padre está acusado de amenazar con matar a su pareja, estar armado con un cuchillo en circunstancias que causan miedo y hacer actos que ponen en peligro la vida con la intención de dañar El hombre, que vive en un suburbio de Doubleview, en la región Perth, (Western Australia), había pasado el día fumando cannabis y bebiendo alcohol y, según le confesó a su vecino Daniel McMillan, prendió fuego a la pequeña de tres años por ser “demasiado guapa”.
La policía Stephanie Bochorsky oyó los gritos que provenían de la vivienda y llegó a tiempo para rescatar a las pequeñas. Todo ocurrió en presencia de la pareja del agresor, quien estaba amenazada de muerte a cuchilladas.
Fuente: infobae.com