Todos corren en la ‘Canarinha’, pero el único que entusiasma es el delantero del Barça

En el Brasil de Carlos Dunga todos corren, pero solo uno entusiasma. Y además, desequilibra sistemáticamente los partidos. Han bastado 90 minutos de Neymar para deslumbrar al público, a la prensa especializada e incluso a su país, huérfano de cualquier otra señal que conecte este equipo en plena reconstrucción con el tradicional pais do futebol e do jogo bonito.
A los 23 años, el delantero del Barcelona es el jugador más joven en anotar 44 goles con Brasil y solo tiene a cuatro futbolistas por delante en la clasificación de goleadores históricos de La Canarinha: Pelé, Ronaldo, Zico y Romario. Lleva ocho tantos en los siete últimos partidos con la selección.