La otra cara de la Cuarentena “Nosotros no podemos dejar de trabajar”

Reclamar Pytyvõ

A pesar de las recomendaciones para que la gente se quede en su casa haciendo cuarentena contra el coronavirus, hay también una realidad que es innegable: muchos no pueden darse ese lujo, ya que viven del día a día.

Los vendedores se mantienen a distancias de dos metros entre los puestos ndaje.

En una recorrida por las calles, en especial de la capital, se ve aún un movimiento de gente importante y es en gran medida gente que no tiene otra que salir a laburar.

Uno de los lugares donde más evidente se hace esta situación es en los mercados. “Nosotros no podemos dejar de trabajar, y viendo la situación que estamos pasando, decidimos hacer algo. Y nos juntamos entre compañeros para establecer medidas de higiene, todo lo que hicimos nació acá por iniciativa de los compañeros. Compramos tambores de agua, jabón, papel para secarse las manos y alcohol en gel, todo para que el cliente que entre a comprar esté seguro. Gracias a una vaquita compramos todo esto”, comentó a Crónica Marly González, laburadora del Mercado 1 de la ciudad de San Lorenzo, donde está coordinando estrategias para que la gente vaya a comprar con seguridad.

Par dar tranquilidad al “marchante” en medio de esta pandemia, en el populoso mercado un grupo de vendedores se organizó para activar un “protocolo de seguridad” dentro del tinglado de compras, para que de esta manera la gente pueda realizar sus compras de forma segura y para que ellos no sientan demasiado fuerte el golpe al bolsillo.

“Le aconsejamos a la gente que no venga con sus criaturas o con personas de la tercera edad”, omombe’u la joven. “Así hacemos para evitar la aglomeración de gente”, he’i. En cuanto a la venta mencionó que está normal y que la gente aprovecha para abastecerse de todo lo que necesita y va por los productos frescos, en especial las verduras y frutas ndaje.

Marly González, vendedora.

Un espacio de dos metros entre todos los vendedores

Marly González omombe’u avei que entre los compañeros vendedores también hay reglas para cumplir. “Nosotros estamos entre 15 y 20 con los ayudantes y eso acá y nos respetamos con una distancia de dos metros entre cada uno. A pesar de que piden un metro y medio, acá reforzamos nomás ya’’, he’i.

Además contó que todos los días desde las 18:00 hs., el mercado para por completo sus actividades y todos los puestos se disponen para hacer una desinfección. “A la tarde, con lavandina y agua a full se manguerea todo el lugar. Ojalá que en todos los lugares se haga esto’’, contó González, quien hace 20 años trabaja en el lugar. Su mamá fue una de las pioneras en el mercado.

Habilitaron lugares para lavar las manos y el rollo aplaudió

Los lavaderos están a disposición de todos los clientes.
Los lavaderos están a disposición de todos los clientes.

En las redes loperro no tardaron en hacer saber esta iniciativa que están llevando adelante en el Mercado 1 de San Lorenzo y difundieron imágenes de los espacios para lavarse las manos que habilitaron los vendedores, y avei hicieron una campaña para ayudar a los comerciantes que también tienen que llevar comida a sus familias en medio de esta crisis.

Los internautas avei destacaron que es una manera de evitar ir demasiado a los supermercados en donde todo es más caro avei.

Dato:

Lavaderos

Están instalados en frente al nicho con la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que es el santo patrono de los trabajadores del lugar.

Fe a distancia

En medio del tinglado anteriormente el Sagrado Corazón tenía misas en su honor. Ahora se suspendió, pero la fe persiste desde lejos.

¿Se cierra?

Marly González he’i avei que hay muchos ‘’comentarios de pasillo’’ que hablan del cierre del Mercado por el virus. Pero no es oficial.