Instan a que se utilice protector facial dentro de buses para evitar contagio

Reclamar Pytyvõ

Son claves la disposición de alcohol en gel en colectivos y el correcto uso de barbijos para viajar, afirma especialista. Asevera que permitir viaje de personas paradas favorece exposición al coronavirus.

Aglomeración. Tras presiones, Salud aprobó el traslado de pasajeros parados en buses metropolitanos.

A tomar las precauciones. Las unidades de transporte público también podrían ser un importante escenario de propagación del Covid-19 si no se cumplen todas las medidas sanitarias necesarias.
El médico neumólogo Carlos Morínigo indicó que cuando los colectivos están repletos, como se permite desde la flexibilización de la cuarentena en los buses metropolitanos, se favorece la exposición a la zona de contagio.

“Una persona infectada dentro del bus puede contagiar a las dos filas de enfrente, a las dos de atrás y a las del costado. Ni qué decir si hay gente parada”, señaló.

Por ello, indicó que los barbijos y protectores faciales son claves, ya que al tener solo mascarillas no se está protegiendo a los ojos. Señaló que sería una medida interesante también para exigir, ya que las barreras entre asientos, como las que se implementan en otros países, serían difíciles de aplicar por los costos.

Otra forma de disminuir la tasa de infección es que se cumpla con la disposición de alcoholes en gel en las unidades para que cada usuario, luego de pagar el pasaje, se aplique el desinfectante en la mano y después se disponga a buscar su lugar dentro del bus para el viaje. Sobre los buses climatizados, indicó que por lo menos las puertas deben estar abiertas, pues en estos tiempos no se necesita de aire acondicionado.

DISPERSIÓN. Cuando la persona infectada habla, según Morínigo, el virus se dispersa con la saliva entre 30 a 60 centímetros. Al toser, la diseminación alcanza hasta tres metros y al estornudar, hasta seis metros.

Señaló que lo correcto es que solo vayan personas sentadas. “Cuando va parado, al hablar, estornudar o respirar se puede tirar las pequeñas gotas de secreciones directo al pasajero que está sentado en frente”.

Por ello indicó que el uso de tapabocas debe ser adecuado, no dejando expuesta la nariz, o en el peor de los casos, solo cubriendo el mentón, como se observa habitualmente.

SIN DESINFECCIÓN. Desde la Federación de Trabajadores del Transporte (Fetrat) habían denunciado que la mayoría de las empresas de transporte no están procediendo a desinfectar los buses en cada llegada o salida de la parada, por lo que exigieron que el Viceministerio de Transporte (VMT) haga las fiscalizaciones. Además, aseguraron que cada chofer debe comprar sus propios insumos de protección, como mascarillas y el alcohol en gel.

Tras insistencias de empresarios y del Viceministerio, el Ministerio de Salud Pública finalmente aprobó que en esta segunda fase se pueda llevar hasta 10 pasajeros parados.

De igual manera, varias líneas excedieron el límite permitido. También se constató que algunos choferes no utilizaban tapabocas durante el viaje. Durante esta fase fueron multadas las líneas: 30 Vanguardia, 154 Cotrisa, 2 y 7 Transporte Guaraní SRL, 38 Mcal. López, 187 San José Obrero, 232 ciudad de Villeta, según datos del VMT.

Una persona infectada dentro del bus puede contagiar a las dos filas de enfrente, a las dos de atrás y a las del costado. Ni qué decir si hay gente parada. Carlos Morínigo,
neumólogo.