Huellas del militar: almuerzo, piki vóley, cumpleaños y rezo

Reclamar Pytyvõ

Las autoridades siguen en la búsqueda de la ruta del militar.

El militar que dio positivo al Covid-19 tras tener contacto con una mujer en un albergue de CDE, tuvo cuantiosas paradas y encuentros en Paraguarí, donde hasta hoy siguen buscando a los posibles afectados.
El 14 de mayo llegó a Paraguarí el militar para darle una sorpresa a su madre el día 15. En primer lugar se encontró con un hombre que se dedica a la venta de piezas de motocicletas, quien a su vez viaja constantemente a Carapeguá y a Villeta por este negocio.
Ya en fecha 15 de mayo el militar participó de un almuerzo familiar por el día de la madre. Posteriormente acudió a un velorio y a un rezo que duró tres días.

No conforme con estas actividades fue a un autoservicio a comprar bebidas para luego compartirlas en un partido de piki vóley, según recoge el corresponsal de la 1080 en Paraguarí, Reinaldo Gayoso.

“Con la gente que tomó cerveza, vino, mate y tereré y con los que comió, a ellos les contagió”, relató el comunicador.

El militar también fue al cumpleaños de una prima (enfermera) que vive en Roque González de Santa Cruz. La mujer fue hasta un cajero del BNF que desafortunadamente no tenía dinero, por lo que decidió hacer este trámite en ventanilla, donde fue asistida por dos empleados.

Esto a su vez obligó a cerrar la atención al público en esta sucursal, donde afortunadamente los funcionarios ya dieron negativo, pero siguen en cuarentena, mientras que la entidad ya reabrió sus puertas.

Las localidades de San Roque González y Carapeguá, del Departamento de Paraguarí, permanecen en alerta.