“Es el momento epidemiológico para llamar a la conciencia ciudadana”, sostiene Balmelli

Reclamar Pytyvõ

El infectólogo sostuvo que no se debe bajar la guardia. Foto: Archivo

El médico infectólogo Tomás Mateo Balmelli sostuvo que es el “momento epidemiológico para llamar a la conciencia ciudadana”, teniendo en cuenta que el Gobierno Nacional ha decidido extender la tercera fase de la cuarentena inteligente por dos semanas, a raíz del aumento de casos positivos al coronavirus.

“Esas dos semanas posteriores a la finalización de la fase 3 de prolongación son fundamentales, porque los brotes epidémicos tienen un ritmo. Ahora sí apoyo incondicionalmente que para la semana epidemiológica 25, que es a mediados de julio, que es cuando habitualmente colapsa el sistema sanitario por la circulación de virus respiratorios, nosotros todavía estemos con la guardia bien levantada porque no hay sistema sanitario en el mundo que pueda combatir contra este virus en pleno campo de batalla”, indicó en entrevista con Universo 970.

Señaló que en este momento estamos entrando en terreno fangoso del invierno donde se observa que se ha invertido la relación con infectados, pues ya no están en los albergues sino fuera de ellos, en la comunidad.

“Es el momento epidemiológico importante de llamar a la conciencia ciudadana para evitar los excesos, eventos sociales. Porque de lo contrario todo el esfuerzo ciudadano que se hizo hasta hoy día muy probablemente se eche por el suelo. Si nosotros, en estos próximos 40 días, no tenemos la conciencia de volver al estilo medieval de tratar las epidemias, con distanciamiento social, lavándonos las manos y protegiéndonos con el tapabocas, se puede complicar todo”, remarcó.

Sistema sanitario frágil

Balmelli acotó que las próximas semanas van a ser claves para buscar frenar un aumento considerable de personas afectadas por el COVID-19.

“Van a ser fundamentales porque estamos viendo que está aumentando la circulación a nivel de la comunidad. Si bien nuestra respuesta sanitaria es mejor que hace 100 días, sigue siendo muy baja. Nuestro sistema sanitario se estresa por cualquier resfrio y aquí vamos a tratar una enfermedad de alta transmisibilidad, de gran impacto en un grupo vulnerable, que son los mayores de edad o pacientes con alguna enfermedad crónica, donde vamos a ver que en un cerrar y abrir los ojos las camas que hoy siguen vacías van a ser ocupadas por pacientes críticos”, adelantó.

El profesional expreso que el sistema de salud es muy frágil. Foto: Archivo

Insistió en que la ciudadanía tiene que seguir haciendo el esfuerzo mancomunado que está haciendo desde el 10 de marzo. “No hay que bajar la guardia”, subrayó.

Agregó que una vez que la circulación comunitaria comience a expandirse se debe aumentar el número de testeos entre 7.000 a 10.000 diarios.

“Debemos ir a buscar al individuo infectado para aislar a sus contactos, realizar la trazabilidad y evitar la diseminación ya que de esa manera será imposible la contención”, concluyó.