Joven vende chupetines en buses para solventar estudios

Una joven que está a punto de recibirse de docente aprovecha su tiempo libre para generar su dinero. Sube a los buses a ofrecer chupetines y así costea sus estudios. Esta es la historia de Ana Alvarenga, de 20 años. Los pasajeros que se dirigen desde Asunción a Fernando de la Mora o San Lorenzo, la reconocen.
Ana es estudiante del Instituto Superior de Educación (ISE), institución encargada en la formación docente. Con una energía entusiasta, esperanzadora, tierna y valiente ofrece sus golosinas y la gente gustosa accede a escuchar su historia y comprar sus chupetines. Con el dinero que gana, cubre sus gastos de movilidad, libros, fotocopias y los gastos de inscripción para la carrera de Educación Artística en el ISE.
La futura educadora explicó que al inicio le costó subirse al transporte público para ofrecer sus dulces. Luego tomó coraje y con determinación decidió realizar su actividad sin temor alguno, informó el periodista de latele, Diego Martínez.

Fuente: paraguay.com