Monseñor afirma que el Papa no es tonto y sabe que Cartes le miente

El Monseñor Mario Melanio Medina dijo que la Mesa de Diálogo es un teatro y el Papa sabe de “toda la mentira de este Gobierno” de Horacio Cartes. Calificó de “repugnante” el procedimiento para instalar la enmienda. Para Medina está claro que el Gobierno no quiere descabalgar de la intención de aprobar la enmienda, por lo que considera la Mesa de Diálogo un teatro, “el colmo de los colmos”, si no se parte de un punto cero; es decir, anular la “reunión tramposa” donde senadores “probablemente” comprados dieron trámite al proyecto de ley.
Sobre la participación de la iglesia en estas reuniones que buscan un consenso, dijo que no habló con los religiosos, pero “es evidente que el Papa no es tonto” y sabe bien lo que está pasando en el país. “Como ya alguna vez dijo, sabe toda la mentira de este Gobierno. Cartes muchas veces se ha ido junto a él y le ha mentido. Cartes no cumple con su palabra, incumple y hasta contrariamente actua de forma totalmente contraria”, afirmó en contacto con la 730 AM.
Aseguró que el Papa se da cuenta de eso y se preocupa mucho, no solamente por conocer a muchos paraguayos, sino porque el proceder del Gobierno es repugnante y nadie lo puede aceptar, mucho menos el Papa. Dijo que es evidente el irrespeto y la violación a la Constitución por parte del oficialismo, la disidencia liberal y el Frente Guasu. Resaltó que solo están a favor de la enmienda quienes tienen intereses de no ser perjudicados en sus trabajos, y no solo del sector público.
Sin embargo, considera que la violación a la Constitución es tan evidente, que no puede resistir la verdad. “La verdad es que violaron y quieren seguir violando”, aseguró. Calificó de lamentable e increíble que senadores como Fernando Lugo, Carlos Filizzola y Hugo Richer hayan cambiado de parecer y de postura. Apuntó que no saben leer la historia y que si supieran leer la realidad se darían cuenta que son totalmente rechazados.
Dijo que solo están a su favor sus colaboradores cercanos, gente que está mamando del Estado y por supuesto muchas seccionales coloradas, teniendo en cuenta que el partido Colorado fue “comprado” por el presidente de la República. “Compró un partido para vender un país, y está vendiendo el país, es evidente”, sostuvo. Aseguró que esto queda evidenciado con los números de Yacyretá, Itaipú, la tierra, los bosques e hizo énfasis a la Alianza Público Privada, que según él, reduce al Estado a su “mínima expresión”, convirtiéndolo en un mantenido de las transnacionales.

Fuente: ultimahora.com