Pixie: un gato persa de dos años de edad, una raza de felinos que no son conocidos precisamente por su apariencia alegre.

Pixie es un gato pedigrí persa de dos años de edad, una raza de felinos que no son conocidos precisamente por su apariencia alegre, pero este parece como si estuviera a punto de romper a llorar en cualquier momento. Sin embargo su dueña, Sophie Batt, asegura que es cualquier cosa menos triste: “Siempre está feliz, corriendo y jugando. Puede parecer un poco triste, pero la mayor parte del tiempo está feliz”.
Fuente: http://actualidad.rt.com/videoclub/view/137423-gato-persa-triste