Consumo de alcohol debilita el sistema inmunológico y no previene el COVID-19, alerta la OMS

Reclamar Pytyvõ

La ingesta de alcohol debe reducirse al máximo durante la pandemia. Foto: Ilustrativa

La ingesta de bebidas alcohólicas durante la pandemia debe reducirse al máximo para evitar que el organismo se vuelve vulnerable a la infección. Además, advierte sobre el peligro que representa el consumo de alcohol junto con el encierro .
El alcohol no previene el coronavirus y compromete al sistema inmunológico en caso de infección por el virus, alertó la Organización Mundial de la Salud (OMS) luego de que en medio de la emergencia sanitaria se haya extendido este supuesto y hasta produjo intoxicaciones en algunos países.
“El miedo y la desinformación han generado el peligroso mito de que consumir alcohol de alta graduación puede matar el COVID-19, lo que no es cierto”, advierten desde la organización.

El sistema inmunológico es llamado a reaccionar cuando el virus entra en el organismo y con el alcohol este queda comprometido. Por ello, los expertos consideran que la gente debe reducir totalmente o al mínimo la ingesta de alcohol, particularmente en este periodo de pandemia.

La organización afirmó que el consumo de alcohol durante el aislamiento resulta peligroso teniendo en cuenta que puede complicar los trastornos mentales que sufren las personas por la imposibilidad de salir y llevar su vida normal, publica el portal Semana.

“El alcohol es una sustancia psicoactiva que se asocia con trastornos mentales; Las personas en riesgo o que tienen un trastorno por consumo de alcohol son particularmente vulnerables, especialmente cuando se encuentran en aislamiento. Los servicios médicos y de tratamiento deben estar alertas y listos para responder a cualquier persona que lo necesite”, agrega el documento.

Otra situación que pone en alerta asociada al consumo de alcohol es la violencia intrafamiliar lo que puede generar confrontaciones entre el núcleo familiar.

“Se sabe que el alcohol es dañino para la salud en general, y se sabe que aumenta el riesgo de lesiones y violencia, incluida la violencia de pareja, y puede causar intoxicación por alcohol”, puntualiza.