Condenan a pa’i Robadín por apropiarse de las joyas de una mujer

Reclamar Pytyvõ

La víctima quería vender para el tratamiento de su madre y el sacerdote le dijo que se las iba a comprar la Primera Dama.

Fiscala Fátima Capurro.

Cinco años de condena ligó el padre Pedro Jesús María Robadín, al ser hallado culpable de apropiación tras ser acusado por la fiscala Fátima Capurro. El sacerdote fue denunciado el 23 de octubre del año 2012 por Eugenia Irma Ruiz de Mendoza.

La mujer relató en su denuncia que necesitaba dinero para los gastos médicos de su madre. Entonces, acudió al servidor de Dios, quien le dijo que tenía una persona que podía ayudarle a venderlas a la Primera Dama de la Nación, que en ese tiempo era Emilia Alfaro, esposa de Federico Franco.

Eugenia, emocionada aceptó la propuesta y además de entregarle un lote de antiquísimas joyas, que tenía un valor de 25.000 dólares, le entregó un millón de guaraníes para pagar a la persona que haría el contacto y vendería las joyas por un precio de 15.000 dólares (10.000 menos que su valor).

Sin embargo, la compra nunca se dio, y la víctima no volvió a ver sus joyas. La Fiscalía probó el hecho durante la audiencia pública mediante pruebas testificales, documentales y periciales. El Tribunal de Sentencia que dictó la condena estuvo presidido por la magistrada Nilda Giménez, e integrada por los magistrados Gloria Hermosa y Alba González.