Una simple distracción puede tener consecuencias devastadoras

La tecnología controla nuestra vida, ahora estamos conectados al 100% y podemos comunicarnos con cualquiera cuándo y dónde queramos. Sin embargo, hay situaciones en las que el sólo hecho de tomar un teléfono puede poner en riesgo la vida de las personas: el ejemplo más común es cuando se está conduciendo. 
Simplemente no podemos esperar a que el coche esté detenido, tenemos que ver quién nos escribió o atender la llamada, lo que demuestra los niveles de ansiedad a los que hemos llegado.
No todos salen ilesos de esa distracción, han habido y siguen ocurriendo casos fatales todos los días. Probablemente sepas qué es lo que viene a continuación, pero creo que deberías verlo de todas maneras:

Fuente: http://www.upsocl.com/comunidad/la-publicacion-de-una-mama-en-redes-sociales-hace-anicos-vidas-en-este-devastador-video