Iker confiesa: Paraguay “nos complicó mucho”

El arquero español Iker Casillas confirmó en Twitter lo que ya era un secreto a voces: Paraguay fue el rival más complicado que les tocó en Sudáfrica 2010. Iker Casillas es un asiduo usuario de las redes sociales, le gusta interactuar con sus seguidores y de por ahí notó la cuestión que le arrojó @KevinRafart: “¿Cuál fue el partido más difícil en el Mundial 2010?”.
Casillas, actual arquero del Porto de Portugal, ni vaciló en contestar: “Paraguay nos complicó mucho! Fue un rival difícil en cuartos…”, asumió. Aquella Albirroja del 2010 hizo lo que ningún otro plantel pudo en un Mundial: ganó su serie y accedió a los Cuartos de Final. Y el destino preparó un especial de alto voltaje en el tan reclamado quinto partido. En frente estaba el campeón europeo y candidato uno al título, la España de Vicente Del Bosque.
Trámite de ida y vuelta, con mucha fricción, el esquema de Tata Martino destruyó cada avance de los españoles. La garra guaraní sofocó con esfuerzo los intentos de Villa y Torres; complicó en el fondo a Gerard Piqué, Sergio Ramos, Carles Puyol y Joan Capdevila. Casillas les salvó en más de una ocasión y hasta se anuló un polémico gol a Haedo Valdéz. Corrían 58 minutos de juego cuando el defensor Gerard Piqué le comete falta dentro del área a Oscar Cardozo. El árbitro, Carlos Batres, pitó penal y por un ínfimo instante el país aguantó la respiración.
El entonces jugador del Benfica de Portugal se perfiló, apuntó y disparó. Mandó un zurdazo que Casillas se encargó de tapar, y ahogar así el grito de gol. El resto ya es historia conocida. Justo Villar le sacó un penal a Xavi Alonso, pero el artillero David Villa marcó in extremis el único y lapidario tanto que catapultó a España a las semifinales. Tras superar a Alemania y Holanda se consagraron campeones del mundo. ¡Si no era por ese penal!


Fuente: hoy.com.py