Avizoran que pos-Covid habrá una pandemia de enfermedades mentales

Reclamar Pytyvõ

RIESGO. Según proyecciones, habría un aumento en diagnóstico de los trastornos mentales. INVESTIGACIÓN. Facultades de Medicina de la UNA y la UNCA buscan validar Escala de miedo Covid-19.

Una profesional de la salud lleva consigo hisopos para la toma de muestras para el test de Covid-19Foto: EFE/Nathalia Aguilar.

Si tenemos una gran parte de la población con un estrés autopercibido que sea muy elevado, lo más probable es que esas personas puedan desarrollar luego una enfermedad mental asociada.

Habilitamos una línea telefónica de consulta que no para en todo el día. Llaman pacientes conocidos, que por primera vez empiezan a sentir síntomas de enfermedad mental, trastornos de ansiedad, pánico, depresión, mucha desesperanza y incertidumbre. Dr. Julio Torales, siquiatra.

Después de la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19), la próxima pandemia que deberán afrontar los sistemas de Salud Pública del mundo será la de enfermedades mentales, según la proyección de los médicos siquiatras.
El siquiatra Dr. Julio Torales, profesor adjunto de Siquiatría Médica de la Facultad de Medicina de la UNA, señala que la situación de incertidumbre y de miedo que generó la pandemia del coronavirus, más la cuarentena, que en muchos lugares fueron muy restrictivas, obligatorias y necesarias, pero complejas, van a hacer que emerjan trastornos mentales antes no diagnosticados en algunas personas o que se exacerben los trastornos mentales de personas que ya tenían un diagnóstico de enfermedad mental.

Explica que el modo Covid de vivir nos sacó de nuestra zona de confort y hace que estemos todo el día tensionados y que ese estrés autopercibido, que normalmente era alto en un mundo tan competitivo, ahora se ha vuelto mayor porque tenemos que mantener a la par la academia, el trabajo, nuestros ingresos, cuidarnos del virus y encima hemos perdido algo muy importante que era el contacto físico con las personas que amamos.

“Obviamente, esto va a generar que en muchas personas nazcan enfermedades mentales antes no diagnosticadas y aquellas personas que tenían algún trastorno mental puedan exacerbarse”, sostiene el profesional.

Hasta antes de la pandemia, por ejemplo, había una prevalencia puntual del 21% de depresión, es decir, 1 de cada 5 personas en algún momento podrías desarrollar síntomas depresivos y en el caso de la prevalencia puntual para trastornos de ansiedad esto trepa al 33%, casi 1 de cada 3. Esto era antes de la pandemia, nosotros consideramos que luego de la pandemia se viene una nueva pandemia, una ola de enfermedades mentales, afirma.

Investigación

El Dr. Julio Torales señala que los médicos siquiatras y sicólogos se preparan para esta pandemia de enfermedades mentales. En este contexto, los siquiatras del hospital empezaron a recabar información y sacar dos protocolos rápidos de investigación. El primero consiste en medir el estrés percibido durante la cuarentena. Unos 2.200 paraguayos y paraguayas participaron, los resultados de la investigación ya se están revisando para una publicación a nivel internacional.

Sostiene que el estrés autopercibido es un factor predictor de lo que se puede desarrollar luego como enfermedad mental.

A la par, los médicos investigadores buscan validar al español la escala del miedo al Covid-19 que es una escala que se creó en marzo de este año por investigadores de Reino Unido. Ellos establecieron una versión inglesa para la escala, luego investigadores de otros países empezaron a validar. “Nosotros decidimos iniciar el proceso de validación y hasta el jueves 1.223 personas ya participaron del proceso de validación”, precisa.

A la par se mide sintomatologías de ansiedad y depresión, los resultados preliminares indican que aquellas personas que tienen una patología de base como ansiedad o depresión también puntúan mucho más alto en la escala de miedo al Covid-19 y justamente eso demuestra que aquellas personas con enfermedades mentales son más vulnerables a desarrollar otro tipo de patología.

El Dr. Torales recuerda que la educación en salud mental es importante, que la enfermedad mental es igual a la física, es decir, que no es una cuestión de fuerza de voluntad o de debilidad mental, que ir al sicólogo o al siquiatra se debe desestigmatizar y que la locura no existe, existen las enfermedades mentales que se diagnostican, tratan, muchas se curan y las que no, se controlan.