Capiatá se planta en Brasil, lucha hasta el final y ruboriza al Paranaense

En la ciudad de Curitiba y ante una impresionante multitud, el Atlético Paranaense recibió al Deportivo Capiatá. Literalmente el onceno escobero dejó la vida en la cancha y pese a un visible arbitraje localista, el auriazul trae para casa un empate 3-3 que sirve y mucho. Por momentos al rubro-negro le temblaron las piernas.  
Ya Diego Gavilán había anunciado que prepararía un juego de 180′  y eso estuvo claro. Con ello Capiatá, diezmado y todo sigue haciendo historia. Vivo ejemplo que nunca habrá que darlo por muerto. En el plano internacional tampoco pierde de visitante desde su debut y con la proeza de la noche queda a poco de pasar por primera vez en su vida institucional a una fase de grupos de la Conmebol Libertadores. Maravilloso, para los aplausos.

Fuente: d10.com.py