Asamblea: Mientras San Roque retrocede, bares están activos en Asunción

Reclamar Pytyvõ

La fase 3 se ajusta los cinturones para dar paso a los locales gastronómicos y bares, mientras San Roque busca salir de la fase 0. Foto: Captura de pantalla

Hace 8 días, en la ciudad de San Roque González, departamento de Paraguarí se tomó la decisión de retomar la cuarentena total, tras la recomendación del Ministerio de Salud y ante los 60 casos de coronavirus confirmados, mientras que los locales gastronómicos y bares en Asunción y el Área Metropolitana encendieron motores para dar paso a la fase 3. Este escenario fue analizado en el programa “Asamblea” transmitido por canal GEN y Universo 970 AM.

La situación sanitaria del país obligó a las autoridades sanitarias a evaluar la posición de diferentes regiones ante los casos de COVID-19, mientras la mayoría de los departamentos avanzó a la fase 3 de la cuarentena inteligente, dos de ellos se quedaron en fase 2, siendo la ciudad de San Roque la única en volver a la fase 0.

El gobernador de Paraguarí, Juan Carlos Baruja, a través de una videollamada en el programa comentó que la medida fue acertada y que gracias a esa decisión la situación del distrito es diferente. “No es catastrófica, estamos avanzando de a poco”, dijo

Recordó que la semana anterior sumaban 60 casos, “en 8 días solo 4 casos, hay una desaceleración importante”, destacó. Además cree que “de seguir así en 8 días el ministerio podría tomar otra determinación”, añadió.

Igualmente, comentó que viene coordinando con todas las autoridades comunales y sanitarias las estrategias y la logística a seguir para contener la propagación del virus. Pero lamentó que la respuesta del Gobierno central sea lenta, “no por falta de voluntad de los ministros, sino por la estructura”, sostuvo.

Considera que debe ser analizada la forma en que el Estado funciona, porque la burocracia actual no permitió actuar de manera efectiva a la problemática, ya sea en la asistencia social o sanitaria. “El Ministerio de Salud tardó demasiado, la propia estructura impide tener una velocidad y respuesta rápida, no es por falta de voluntad de los ministros”, explicó a GEN.

Mientras el noveno departamento se mantiene en fase 2, en el centro metropolitano la fase 3 permite la reapertura de los restaurantes y bares que se adecuan a las exigencias y protocolos sanitarios para recibir a los clientes.

Igualmente, comentó que viene coordinando con todas las autoridades comunales y sanitarias las estrategias y la logística a seguir para contener la propagación del virus. Pero lamentó que la respuesta del Gobierno central sea lenta, “no por falta de voluntad de los ministros, sino por la estructura”, sostuvo.

Considera que debe ser analizada la forma en que el Estado funciona, porque la burocracia actual no permitió actuar de manera efectiva a la problemática, ya sea en la asistencia social o sanitaria. “El Ministerio de Salud tardó demasiado, la propia estructura impide tener una velocidad y respuesta rápida, no es por falta de voluntad de los ministros”, explicó a GEN.

Mientras el noveno departamento se mantiene en fase 2, en el centro metropolitano la fase 3 permite la reapertura de los restaurantes y bares que se adecuan a las exigencias y protocolos sanitarios para recibir a los clientes.

En un recorrido por dos bares, se pudo observar el cumplimiento del distanciamiento entre las mesas así como el registro de quienes asistieron al lugar. También se destaca el acatamiento de quienes llegan hasta el lugar cumpliendo con las medidas desde el lavado de manos hasta el acatamiento del horario designado.

Culminando la segunda noche de la fase 3, también los patios de comidas se preparan para reabrir sus locales gastronómicos, siempre y cuando se adecuen a los protocolos y medidas. El Ministerio de Salud ya elaboró el plan a seguir de parte de los locales y así adecuar los espacios físicos a las medidas sanitarias para evitar la propagación del virus.