Amenazó con cuchillo a sus padres y los echó de la casa

Reclamar Pytyvõ

La Fiscalía lo imputó por violencia familiar y terminó preso.Los maltrataba verbal y psicológicamente, acusan.

Detenido. Pablo David Báez fue aprehendido por agentes de Jhuguá Ñarõ y la Fiscalía ordenó su detención. Foto: Ilustración

Desesperado y sin saber qué más hacer, un papá de 62 años decidió ponerle fin a su silencio. El hombre ya no podía seguir ocultando que en su casa vivía una persona que mantenía a la familia aterrorizada: su propio hijo.

Se dice que el amor de un padre lo soporta todo, pero don Báez ya no aguantó más y la gota que colmó el vaso fue cuando su hijo de 24 años volvió a maltratarlo a él y a su esposa. Denunciarlo fue su única salida.

El domingo pasado, Pablo David Báez llegó a la casa en compañía de un grupo de amigos. Aparentemente estaba borracho y entre gritos echó a sus padres de la casa. Pablo tenía un enorme cuchillo en las manos y dijo a la pareja que no volviera más allí.

Ambos le pidieron ayuda a su otro hijo que, en un intento de querer calmar las aguas, también fue amenazado por su hermano. El violento incidente ocurrió cerca de las 21:00 de dicho día en la compañía Jhuguá Ñarõ de Itá. El caso fue intervenido por la Fiscalía.

Le tiró un balde

La fiscala Daysi Sánchez dijo a EXTRA que no era la primera vez que el joven maltrataba verbal y psicológicamente a sus papás. Agregó que incluso hace unos días Pablo le tiró un balde cargado de agua en la cabeza a don Báez, lo que le produjo una herida cortante en la frente. El señor no lo quería denunciar, pero la situación se volvió insostenible y no le quedó otra opción que pedir ayuda a las autoridades.

Siempre pedía perdón

Los familiares del joven siempre amenazaban que lo iban a denunciar, pero el chico pedía perdón y prometía que no volvería a ser violento. Sin embargo, no cumplió con su promesa.

Ocurre frecuentemente

La agente fiscal Daysi Sánchez mencionó que este tipo de situaciones ocurre frecuentemente. La mayoría de los agresores son adolescentes y jóvenes con problemas de adicción.

El joven irá a prisión, anunció la Fiscalía

La agente del Ministerio Público señaló que ya formuló la imputación contra el joven de 24 años por la supuesta comisión del hecho punible de violencia familiar. Sánchez mencionó que Pablo deberá ir a prisión porque su familia corre mucho riesgo si es que permanece libre.

La fiscala mencionó que la situación se volvió una pesadilla para la familia que constantemente era agredida por el chico, quien también es adicto a las drogas, según los datos.