Ella sintió algo raro en la frente… ¡Mira lo que pasó después!

Quería verse más joven, así que se sometió a un tratamiento antiarrugas en Bangkok, en el cual el médico le inyectó un relleno en la frente para alisársela. Pero un par de años después, notó que algo andaba mal. Se le desarrollaron unas ondulaciones debajo de la piel que cambiaban de forma al presionarlas, de manera que Nong podía hacerse unas abolladuras en la frente con solo oprimirla un poco con los dedos.
“Me pusieron este relleno hace dos años, pero los últimos tres o cuatro días me empezó a doler muchísimo la frente y fui a ver al doctor”, explicó. El nuevo médico confirmó que el relleno de su cara se había infectado. Ahora, con 41 años, necesitaba otra operación. Para empezar, el cirujano hizo una pequeña incisión en la línea capilar.
La cirugía duró unos 10 minutos. Los médicos le extirparon un bulto lleno de pus de la capa interna de la piel. Por lo menos, ahora Nong está sana y ya se libró de los dolores. ¡No importa que tenga unas cuantas arrugas en la frente!

Fuente: nolocreo.com/nong-guang/