18 de Octubre (Letra) Polca Liberal

Escuchar la Polca Liberal en Vivo con Letra

Oscar Perez Canta La Polca Liberal 18 de Octubre

Pe Lusero Omimbihaicha, Kuarahy Renonderã
O Nace Paraguaype, el Partido Liberal.

18 de Octubre, liberal Opu´ãmba
por la Patria y el Partido, Ohekavo Libertad

Liberales a la Carga, Mayor Vera O Sapukai
ñamanorõ ñamanone, por el bien del Paraguai

Ha Omano Ñorãirõhape, Machain Ojejuka
Por la Gloria de la Patria y el Partido Liberal

18 de Octubre, Opa Yvaga Hovypa
Oguâhê ko ñande Ara, Omimbi Ñane Retã.

Ha Ñande Sy Paraguai, i bandera O mboveve
rojo, blanco, azul florido, ovy´a ñanendive

Liberales a la Carga, Mayor Vera O Sapukai
ñamanorõ ñamanone, por el bien del Paraguai

Ha Omano Ñorãirõhape, Machain Ojejuka
Por la Gloria de la Patria y el Partido Liberal

Liberales radicales, enterovéva jasapukái
ñambo viva Paraguái, y el Partido Liberal

Titulo: 18 de Octubre (Polca Partido Liberal)
Genero: Polca Paraguaya
Letra:  Policarpo Artaza
Musica: Los Forestales
Categoria: Letras Paraguayas
Interprete: Oscar Perez y la Alegre Formula Nueva

Una Pieza Musical con mas de 1 Siglo de Vida

La Galopa 18 de Octubre fue creada por Colorados (Alberto Candia)

Los baldones políticos son tan antiguos en el Paraguay que ya nada sorprende en el escenario de la historia. Sin embargo, dentro de ella ocurren hechos sublimes que superan cualquier radical ideología y se posicionan por encima de los gélidos dogmas. En ese orden se encuentra la galopa (polka) “18 de Octubre”, fruto de la vivencia, aprecio, amistad y admiración, donde el compositor –por ironía del destino– jamás pudo entregar a su destinatario el leit motiv de su ensoñación. Haciendo honor a sus sentimientos, los “hermanos de la causa” dejaron para la posteridad esta inspiración que ya lleva 116 años de existencia y vitalidad.
Eduardo Vera y Antonio Taboada, presidente y vicepresidente del Partido Liberal
cuando en un operativo conjunto atacaron los cuarteles.
El primero murió en la acción y el segundo sobrevivió.
Pero 13 años más tarde, en 1904, los liberales lograron su objetivo
y se hicieron del poder por casi 40 años.
Esta acción revolucionaria motivó el cambio de la denominación de la galopa
“Comandante José Santos Miño”.
Con el protagonismo refulgente del general Bernardino Caballero en la política nacional, se llegó a la instancia en que la división nacional, acompañada de la ácida crispación del ambiente político, alcanzó niveles exasperantes, desembocando en la rápida fundación de los partidos Liberal y Colorado.
Por un lado, el 19 de diciembre de 1885 se creaba en Villarrica el “Club Popular”, de la mano de Antonio Taboada, general Benigno Ferreira, mayor Eduardo A. Vera y el 2 de julio de 1886 con el apoyo de un grupo, se instituía en Asunción el “Centro Democrático” para luego, en forma definitiva, fundar el “Partido Liberal” el 10 de julio de 1886. Por el otro, la antigua nucleación evocada como el “Partido Nacional” del doctor Francia y los López que aglutinaba a los jefes vivientes y excombatientes de la hecatombe, resuelven convertir aquel formato en un partido efectivo y oficial con el liderazgo de Caballero, Patricio Escobar, José Segundo Decoud y otros, formalizando su institución.
Así, en pleno “gobierno colorado” se funda la “Asociación Nacional Republicana” el 25 de agosto de 1887, por lo que se nombró y designó a las nuevas autoridades en función al “partido de gobierno”. En consecuencia, para el logro de sus propósitos, el general Bernardino Caballero iniciaba una gran gira por el interior aceptando invitaciones de todos los rincones y participando activamente de las asunciones de las nuevas autoridades nombradas en las campiñas paraguayas.

La Invitación Misionera

Las autoridades del departamento con asiento en San Ignacio, las zonas y los pueblos aledaños cursaron una invitación al general Caballero para constituirse y así determinar con sus fieles adherentes las nuevas autoridades. El 28 de setiembre de 1887 la carta decía: Al recibir vuestra proclama y las instrucciones sobre la fundación de la Asociación Política que dará forma orgánica a nuestro credo nacionalista e inquietudes ciudadanas, y en un todo de acuerdo con los principios que nos uniera para la gloriosa gesta iniciada en aquella acción de “Campo Grande” con nuestros más puros sentimientos patrióticos, nos hacemos eco del clamor de todos los pueblos para recibir vuestro arribo y establecer de la mejor forma las comisiones departamentales fijadas en la organización del “Partido Nacional”. Solicitamos de usted nos honre con su visita para dar inicio a nuestras actividades ciudadanas y demás derechos políticos en la común obra de la regeneración de la patria. Firman la carta: comandantes de la Misiones Santos Miño, Eduardo Ramírez, Rosendo Céspedes y los señores Saturnino Fernández, Marcos Rolón y Pablo Melgarejo.

La Llegada a Misiones

El recibimiento tributado al general Caballero en San Ignacio fue apoteósico ya que el pueblo con alborozo agasajó al legendario jefe de la Guerra Grande. Desde luego, allí tenía muchos camaradas de lucha y amigos por doquier. En medio de la alegría se le presentó una serenata popular con el conjunto musical “Los Forestales”, integrado por residentes misioneros que mantenían una estrecha y antigua relación con el mencionado general. El bullanguero cuarteto estaba integrado por los hermanos correntinos Pedro (ravel), Doroteo (guitarra) y Cornelio Barrios (flauta) y el “maestro de los montes” Delfín Chamorro (guitarra), que debido a la calidad interpretativa y armónico sonido que emanaba del cuarteto, el general los llevó a su gira por los diferentes pueblos departamentales como San Juan Bautista, San Miguel, Santa Rosa, Santa María, Santiago, Acahay, Tavapy y otros aledaños. Los “músicos itinerantes” pasaron a ser “serenateros oficiales” del nuevo partido y de su aclamado presidente. (Aquí debemos aclarar que Doroteo era el padre del niño y después prodigio Agustín Pío, de tan solo 2 años de edad en ese entonces. Como se ve, el futuro portento de la guitarra ya bebía los sones de la música folclórica y del ambiente festivo en los pueblos nativos, pues toda la familia se involucraba en las actividades de la reconstrucción nacional, diligencias desarrolladas en la educación, en el arte y la cultura en general).

Movidas y Nombramientos

Mencionemos en este punto que el ya antiguo comandante de las Misiones Santos Miño había sido nombrado para el cargo por sus amigos y camaradas debido a la familiaridad y facilidades que implicaba el hecho de estar casado con la sanjuanina Marcelina Valdovinos, hacendada de la zona, con varios campos en San Juan, Ita Juru y Estero Kamba.
Por consiguiente, un decreto del Poder Ejecutivo del 30 de noviembre de 1875 establece: Por renuncia del Capitán de Caballería Marcelo Ríos (solo estuvo 9 meses en el cargo), nómbrase Comandante Militar de las Misiones y Jefe de Policía de San Ignacio de las Misiones al Sargento Mayor Santos Miño. Firmado: Juan Bautista Gill y Patricio Escobar.
Más tarde, después de 14 años de permanecer en el cargo, por la misma vía del decreto, del 19 de octubre de 1889, el Poder Ejecutivo ejecutaba la siguiente resolución: Nómbrase al Sargento Mayor de Caballería Juan A. Jara Comandante Militar y Jefe Político de San Juan Bautista de las Misiones en sustitución del Teniente Coronel Santos Miño, que pasa a ocupar otro cargo. Firmado: Patricio Escobar, Pedro Duarte y Juan Antonio Meza.
Del mismo modo, un nuevo decreto del 5 de mayo de 1890 establecía: Nómbrase Comandante Militar de las Misiones al Teniente Coronel Juan B. Egusquiza, por renuncia del Sargento Mayor Juan A. Jara. Firmado: Patricio Escobar, Pedro Duarte y Juan A. Meza.
Ya con otro gobierno en la República, el decreto del 25 de noviembre de 1890 señala: Se designa como Ministro de Guerra y Marina al Comandante Militar de las Misiones al Teniente Coronel Juan B. Egusquiza. Firmado: Juan G. González y José Tomás Sosa.
El decreto del 4 de agosto de 1891 establecía: Promuévese al rango de Coronel a Don Santos Miño. Firmado. Juan G. González y Juan B. Egusquiza.
El decreto del 12 de agosto de 1891 puntualizaba: Promuévese al rango de Coronel a Don Juan B. Egusquiza. Firmado: Juan G. González y Otoniel Peña.

La Composición Musical

18 de Octubre (Letra)
Policarpo Artaza
  Quería ser como Hulk y casi le amputan los brazos

Los difíciles momentos políticos vividos también en la Argentina después de la guerra, sobre todo hacia 1880, hizo que emigrara una “nueva partida” de correntinos a las Misiones, más aún porque en esta fértil tierra guaraní ya se encontraban muchos de ellos que se radicaron para trabajar, incluso formando familias. 

El español Kiar ya estaba asentado en paso Santa María y era un próspero comerciante exportando productos semielaborados. Este fue un importante enlace para que el primer Barrios llegara al país, gracias a una antigua amistad desarrollada en la misma Corrientes. Entre los hermanos de la familia Barrios, el primero en venir al Paraguay fue Cornelio, quien se incorporó rápidamente a la guarnición militar donde trabó sólida amistad con el comandante Santos Miño, quien llegó a tenerle una gran estima, al punto de designarlo su ayudante y más tarde nombrarlo Sargento de confianza en el cuartel.
Además, Cornelio efectuaba labores particulares para el Comandante, quien le ocupaba a sus haciendas para realizar trabajos específicos. Con pleno conocimiento de causa, los demás hermanos empezaron paulatinamente a llegar a San Juan; primeramente Pedro, quien también se radicó, y luego Doroteo, el último en llegar.
Cuando el teniente coronel Santos Miño fue ascendido a coronel (según el decreto verificado), Cornelio se puso muy contento por la suerte de su apreciado jefe. Entonces se reunió con su conjunto “Los Forestales” y resolvieron componer una “música” en ritmo de galopa (polka) para homenajear al respetado guía y amigo. Para mediados de setiembre, la obra ya estaba definida y totalmente terminada, titulándose, como estaba previsto, “Coronel José Santos Miño”. La paradoja de la vida hizo que el grupo no tuviera manera de presentar la obra al destinatario o estrenarla mínimamente en algún acontecimiento o, en su defecto, tocarla en una serenata. Los graves acontecimientos políticos que se cernían sobre la capital obligaron al coronel Santos Miño y su ayudante Cornelio Barrios a permanecer acuartelados en el “Batallón Escolta” (El Paraguayo Independiente y 14 de Mayo) donde prestaban sus servicios.
Fuente: Portal Guarani
  Camión sale de la carretera y se estrella sobre un casa (VÍDEO)